Buscar
  • Charlotte Brum

Cómo hacer una composta seca en casa y no morir en el intento

¿Te has preguntado la cantidad de basura que ahorraríamos si pudieramos regresarle a la tierra lo suyo? Hay una manera de darle una ayudadita a nuestro planeta y evitar echar todo a la basura en el mismo bote: hacer una composta. Esta dinámica ayuda a regenerar los organismos naturales y alimentarse de sus propios nutrientes.


Recuerda que cuidar al mundo tiene que ser con acciones pequeñas y ¿lo mejor? puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa. La magia de la naturaleza es un proceso que te sorprenderá y mientras lo vayas experimentando, más ganas te darán de adentrarte en este ambiente verde creado por ti.


Esto es lo que necesitas para lograr hacer una composta seca:

*Ojo: las cantidades dependen del tamaño de tu caja*


  • Para tu compostero un recipiente poroso: costal, huacal forrado con cartón de huevo, un hoyo en la tierra.

  • Hojas secas: las puedes encontrar en la calle o en cualquier jardín.

  • Residuos orgánicos: cáscaras de frutas, verduras, pan, tortillas, cascarón de huevo, semillas y bolsas de té.

  • Materia seca: hojas secas, cartón de huevo y/o acerrín.

  • Y el más importante de todos los pasos: ¡PACIENCIA!


Los pasos que debes seguir:


Tritura las hojas secas hasta que queden en pequeños trozos. (yo aprovecho para sacar todo mi enojo y pisarlas como forma terapéutica, así que lo recomiendo en un 10/10) y échalas en tu compostero, asegúrate de crear una capa sólida y sin espacios. Seguido, aplica la capa de tus residuos orgánicos, te recomiendo sacarlos cada tres días o guardar los residuos en el refrigerador y cuando tengas tiempo, los pones en el contenedor. Después, agrega otra capa de hojas trituradas para cubrirlos a la perfección, de esta manera evitarás que los mosquitos ataquen tu composta.

Y ¡amonoooooos!



Ahora solo déjala al aire libre donde reciba un poco de sol, (evita la lluvia) y espera a que las cosas se descompongan. Si quieres que se haga más rápido revuélvela cada semana.


¿Cómo saber que mi composta ya está lista?

Es muy sencillo: los colores que pusiste al principio, desaparecieron. Es decir, todos los elementos deben estar en tonos cafés y completamente secos, se sentirá como una especie de tierra y va a oler deliiiiiiiii como a bosque.


¿Y ahora qué?

Lo chido de esto es que puedes poner esa composta en tus plantas, al camellón de tu casa, regresarla a tu jardín o en tu huerto.


Lo que debes EVITAR:


  • Plástico o papel que no son biodegradables (bueno y los que dicen biodegradables tampoco)

  • Huesos de animales

  • Comida ya cocinada

  • Lácteos

  • No pongas cartón porque ese se puede reciclar


Cuéntame cuáles han sido tus errores más comunes al intentar hacer una composta y cuáles son los tips que te ayudaron a que haya sido todo un éxito aquí.


-Charlotte



2,626 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo